“Moto” de Alberto García Alix (ES)

Del 23 de noviembre de 2017 al 28 de febrero de 2018
Centro Cultural de España

Las motos, los tatuajes, la música y la noche siempre han servido de inspiración a Alberto García Alix. Las fotografías de motos particularmente se han constituido como un eje de su obra y forman parte de su último libro publicado, titulado “Moto”. Esta muestra presenta desde las primeras instantáneas que tomó en 1975 durante una carrera de motocross en la que participaba su hermano, hasta el año 2007; contemplando un nuevo bloque de fotografías inéditas, con las que el autor, buscando sus límites, inicia un renovado discurso fotográfico, mediante un uso más abstracto y alegórico de la imagen.

La transformación entre las imágenes de los 80 y 90 y las de ahora es muy radical. En las imágenes más antiguas presenta retratos y autorretratos de personajes montados en sus máquinas en medio de diversos circuitos, fiestas, calles y carreteras, introduciéndonos en el mundo de la motocicleta desde dentro. En las imágenes recientes no se ve nunca la máquina completa. De un modo más sugerente, juega con su sombra y con las contorsiones que la luz pueda proyectar sobre ella. Se trata, en definitiva, de un conjunto de fotografías que trasladan la belleza y el cuidado con el que García Alix ha retratado su vida ligada a la moto.

Alberto García Alix (León, España, 1956). Cronista imprescindible de la transformación de la sociedad española posfranquista, ha presentado en sus fotografías una galería de personajes que afrontaron sus vidas desde la libertad, la transgresión, la diferencia y la excepcionalidad. Desde principios de la década de los 80 hasta hoy su trayectoria artística ha sido reconocida con diversos galardones, como el Premio Nacional de Fotografía 1999.

Dentro de su notable gusto por el retrato, que él define como “un enfrentamiento en el que suele colocarse frontamentalmente frente a su modelo cara a cara”, ha dejado imágenes eternas que ya forman parte de la rica Historia de la Fotografía Española, representando desde dentro, nunca fue una artista periférico, la realidad de la llamada Movida madrileña. Este movimiento significó un cambio fundamental en la cultura de la sociedad española de la transición democrática y tuvo como protagonistas destacados a Pedro Almodóvar, Rossy de Palma, Emma Suárez, Camarón de la Isla y otros muchos. Garcia Alix no se quedó allí, su maestría continua hasta hoy con el descubrimiento de maravillosos personajes, pero sobre todo haciendo una increíble, sincera y brutal introspección en sí mismo y en su mundo más íntimo.

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *