Nos/Otros del Cerro

Del 30 de setiembre al 19 de noviembre de 2017
Centro Cultural Florencio Sánchez

En la primera reunión del grupo realizada el martes 6 de setiembre de 2016 en el entrepiso del Centro Cultural Florencio Sánchez, el reencuentro inesperado de varios colegas que se conocían de antaño llenó esta tarde inaugural de alegría. Frente a ojos atónitos de todos, los cerrenses de toda la vida Eduardo y Roberto descubrieron ese día que nacieron en la misma casa de la mano de la misma partera. Si bien Raúl y Diego se habían trasladado a Malvín, Diego seguía trabajando en el Parque Tecnológico Industrial del Cerro y deseaba participar con el registro de su ambiente de trabajo, de modo que Raúl acompañó a su hijo a los encuentros todos los martes de 17 a 20 horas durantelos cuatro meses del proyecto, mientras que la pluma de Dahiana iba hilvanando en poesía los relatos vivenciales del grupo.

Con la coordinación de Maximiliano Sánchez y conformado por Adriana Da Silva Vianesi, Dahiana Nava Nieto, Diego Pittaluga, Eduardo Labraga, Lucía Hernández, Mariana Magallanes, Raúl Pittaluga, Roberto Villares, Sergio Padilla, Matías Chercas y Verónica Rodríguez, el grupo de MUFF Barrios Cerro se destaca por su férreo sentido de identidad histórica y geográfica.

El Cerro es su gente y ellos son el territorio que los une y afirma en tanto barrio (al margen) de la ciudad. Así es que cuando se inició el proceso de construcción de la muestra, luego de meses de trabajo, las imágenes seleccionadas por cada uno fueron desparramadas sobre la mesa larga, sin ímpetu de propiedad autoral. Instantáneamente entreveradas en búsqueda de una historia de todos, no tardó en emerger una composición topológica característica de la geografía que le da al barrio su nombre. La primera instancia de este ejercicio ocurrió en el Museo de la Federación Obrera de la Industria de la Carne y Afines, creado por el artista Eduardo Labraga como homenaje al barrio, a su propia historia política y social.

Esta muestra refleja el compromiso de los participantes con lo colectivo y con lo barrial, donde se abren y diluyen las fronteras que distinguen al autor del “compa”, al joven del mayor, y al que vive fuera de la Villa del que vive en su centro. Las imágenes entran y salen de un panorama conjunto como si dialogasen las unas con las otras, los unos con los otros.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Un comentario

  1. Roberto Villares

    Eduardo y Roberto nacieron de la misma partera, pero cada uno en su propia casa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *