La construcción de la memoria

Ver PDF de la muestra completa

 

Del 9 de setiembre al 13 de noviembre de 2017
Fotogalería Peñarol

Esta muestra forma parte de las diversas actividades y proyectos desarrollados desde 2016 en el marco de MUFF (Montevideo Uruguay Festival de Fotografía) organizado por el Centro de Fotografía de Montevideo. Con el énfasis puesto en los procesos de creación, en su primera edición MUFF toma como eje central el tema “Vivencia” con el objetivo de ampliar el espectro de la producción fotográfica hacia la creación de nuevos espacios de formación y reflexión, promoviendo intercambios transdisciplinarios y el seguimiento de proyectos que procuran contribuir al enriquecimiento del trabajo individual y colectivo. La fotografía se expande y extrapola los límites de la imagen capturada por un dispositivo tecnológico, transformándose en un territorio ampliado de vivencias compartidas y reconstruidas.

En cinco barrios de Montevideo, la plataforma titulada MUFF Barrios ha llevado a cabo dinámicas de trabajo grupal, en las que la fotografía ha sido utilizada como herramienta de investigación personal e histórica, abriendo caminos para el autoconocimiento, el sentido de pertenencia al barrio, la observación del entorno y el intercambio artístico y social. Es así que esta muestra refleja más que el conjunto de imágenes y documentos producidos por un grupo de once personas que comparten que son habitantes del mismo barrio (Peñarol).

Durante cuatro meses, desde setiembre a diciembre de 2016, Aimé Castro, Belén Madera, Jade Valentina Pérez Medina, María Alicia Posente Martínez, Mathias Escotto, Natasha Pérez, Roberto Galizzi, Silvia Jauregui y Stewart Chozino se reunieron todos los miércoles de 18 a 21 horas en el Centro de Barrio Peñarol. Ahí, bajo la coordinación del “activador fotográfico” Nicolás Vidal, el grupo de habitantes-amantes de este barrio exploró con sensibilidad, apertura y dedicación diversos aspectos de la vivencia personal, grupal y ciudadana. Se hurgaron archivos fotográficos del baúl de las memorias familiares de cada uno, desvelando tipologías de tiempos pasados, activando memorias y provocando intercambios poéticos que reúnen historias de distintas épocas, lugares, y experiencias personales. Se descubrió que María Alicia guarda un archivo familiar tan antiguo cuanto la propia fotografía, con retratos de familia de los primeros inmigrantes españoles a estas tierras australes, hace más de ciento cincuenta años. La historia de sus ancestros es, a su vez, una historia del propio barrio, ya que se instalaron en Peñarol en el siglo XIX y nunca se movieron de la zona. Aimé fue registrando todos los encuentros en un cuaderno-bitácora donde además de sus observaciones iba creando collages con fotos, dibujos, hojas secas, revelando el pasaje del tiempo y la construcción de este nuevo espacio afectivo. Mathias reconoció en Roberto al fotógrafo de la escuela, y fue a buscar la foto que le había tomado en su infancia. Las más jóvenes del grupo son también las más nuevas integrantes del barrio; Belén, Jade y Natasha vivían en el Centro antes de mudarse a Peñarol con un plan de cooperativas de vivienda aprovechado por sus madres, una experiencia que le enseñó a los demás integrantes que el barrio antiguo sigue vivo y en constante transformación, a pesar de que el tren, la arquitectura antigua, los cantos rodados y la tranquilidad de un barrio-pueblo marcan su personalidad.

En los encuentros semanales se produjeron mapas genealógicos y líneas de tiempo, se generaron nuevas cartografías de la zona, guiadas por una mirada más atenta, pausada, a la vivencia del territorio, y se fueron descubriendo facetas hasta entonces desconocidas de elementos cotidianos, así como de la historia misma del barrio y de la ciudad.

Si bien esta selección de imágenes no es representativa de todo el trabajo realizado por el grupo, queda plasmado en este recorrido la sensibilidad sensorial y fotográfica de cada participante, el cariño por el barrio, su fuerte sentido de pertenencia, y este nuevo espacio de encuentro, construido y sostenido por todos. Deseamos contaminar a todos los visitantes de esta energía vivencial, para que encuentren en cada una de estas imágenes inspiración para observar a su barrio con mayor detenimiento, preguntándose de qué maneras se pueden relacionar con su entorno para construir sus propias historias.

Veronica Cordeiro / Curadora MUFF

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *