De»Una sombra oscilante»

XVI
Una sucesión de fotos, cuasi aéreas, tomadas desde la ventana de un noveno piso de Avenida Providencia.

Personas en las calles, papeles en el piso, policías, el tránsito de los autos suspendido (todo suspendido si observamos la quietud de la fotografía; toda una gran suspensión y fuga hacia los movimientos y lugares posibles que en sí devendrían de esas grietas/quietudes/personas).

En una de las fotos, por entre el tumulto, dos personas agarradas por policías, conducidas hacia algún lugar. No hay imagen de ese lugar. Está el gesto. Son llevados. No hay imagen del espacio fuera de la imagen. ¿Hacia dónde fugan? ¿dónde tiene lugar ese espacio?, ¿en qué imagen?
La presencia en esta imagen alude a una ausencia, quizás extrema.
¿Dónde están ésos que fueron llevados hacia afuera de la imagen?


Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Un comentario

  1. Ser conducido hacia fuera de la mirada del otro, en plena presencia de la mirada misma. Lo obsceno (ver Sandino Núñez) es aquello que cínicamente, ni siquiera intenta disimular su propio horror, su propia exhibición. El desaparecido instala lo obsceno en la escena social, nos lo pone a todos en las manos. ¿Qué vamos a hacer con eso?
    La imagen es descubrir algo que -paradójicamente-, ya estaba a la vista.
    Lindo para pensar, Celeste.
    Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *