Como el mar, el humo de la niebla las viste

Nacido en Buenos Aires, habité la ciudad toda mi vida. El Riachuelo bordea el sur de la metrópoli, es el límite que la separa de la provincia. Para mi generación el río ha sido un sinónimo de contaminación y abandono de los recursos naturales.
La traza del Matanza-Riachuelo recorre unos 64 kilómetros y en su cuenca viven más de 5 millones de habitantes. En su caudal se acumulan cantidades extraordinarias de residuos industriales y cloacales, lo que lo convierte en uno de los más contaminados del mundo. A pesar de los esfuerzos para limpiar el agua y controlar a las empresas contaminantes, se calcula que más de 13 mil fábricas continúan vertiendo allí sus deshechos, provocando graves enfermedades a los pobladores de sus márgenes.
El proyecto explora a través de distintas plataformas el ecosistema humano y natural de la cuenca Matanza-Riachuelo. Entrando a las vidas de las personas que se encuentran en mayor proximidad con el río y expuestas diariamente a su contaminación, las imágenes abordan la complejidad de los conflictos que coexisten en la cotidianidad de este territorio repleto de tensiones y contradicciones. Fotografías, videos, sonidos, testimonios y mapas interactivos son parte de este proyecto transmedia.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *